Escrito por Kenta Abraham Minagi de Guatemala, estudiante de segundo año de pregrado de la Universidad Ritsumeikan Asia-Pacífico

¿Qué se te viene a la mente cuando piensas en vivir en la cima de una montaña? ¿Me creerías si te dijera que podría ayudarte a encontrar tu futuro profesional? La Universidad Ritsumeikan Asia Pacífico (APU) es un lugar en Japón donde puedes disfrutar de la naturaleza y obtener experiencias que te ayuden a descubrir tus objetivos y cómo lograrlos. Permíteme contarte cómo una de las actividades extracurriculares disponibles en el campus de APU me motivó y me llevó a plantear mis actuales objetivos para el futuro.

Sin embargo, antes de esto, me gustaría presentarte a APU. APU está en ubicada en la ciudad de Beppu, Oita, en una isla en el sur de Japón llamada Kyushu. El campus está ubicado en la cima de una montaña, sin edificios alrededor de las instalaciones del campus, lo que significa que tenemos una hermosa vista como la que se puede ver en la imagen. Pero aparte de la vista, lo que realmente crea una atmósfera increíble en el campus es el hecho de que la mitad de los estudiantes en APU provienen de más de 80 países y regiones fuera de Japón. ¡Con tantas personas de diferentes orígenes, cuando nos juntamos, los estudiantes de APU creamos ideas increíbles!

Algunas personas piensan que no habrá nada que hacer en una ciudad pequeña como Beppu, pero si estás dispuesto a dar los primeros pasos, hay innumerables oportunidades. Es fácil para los estudiantes visitar el Parque Beppu, ubicado en la ciudad, para experimentar las primeras flores de cerezo en la primavera, o disfrutar de la increíble playa a 15 minutos, bajando la montaña. Además, hay muchas actividades emocionantes en el campus en las cuales te puedes involucrar. Decidí aprovechar mi primera gran oportunidad en APU solicitando ser Asistente de Residencia (AR) en el dormitorio de la universidad (AP House). Antes de comenzar esta historia, déjame contarte un poco de mí.

Mientras crecía, mis padres constantemente me animaban a preocuparme más por los demás. De regreso en mi ciudad natal, Antigua Guatemala, Guatemala, mi familia, mis amigos y yo solíamos apoyar a los niños locales y familias que carecían de los recursos necesarios. Como Guatemala es un país que está sufriendo muchas dificultades como pobreza y el fracaso del desarrollo económico, pensamos que si pudiéramos ayudar a otros con las necesidades básicas de nutrición y educación, la comunidad tendría más éxito. Participando en actividades como recolectar donaciones y organizar reuniones para estas familias me animó a unirme al Colegio de Estudios de Asia Pacífico (APO) en la APU. Escogí venir a Japón porque quería experimentar una atmósfera internacional mientras aprendía al mismo tiempo sobre mis intereses y el idioma japonés.

Después de un largo viaje desde Guatemala, llegué a Japón en la primavera de 2016 llevando todo lo que pude en solo dos maletas. Solo tenía una pequeña idea del lugar donde planeaba pasar los próximos 4 años de mi vida, y estaba entrando en un nuevo desafío sin ninguno de mis amigos cercanos o familiares a mi lado. Sin embargo, tan pronto como llegué a AP House, uno de los asistentes de residencia de mi piso amablemente me guio y llevó mi equipaje hasta mi habitación. Estaba muy agradecido por lo que hizo. Unas horas más tarde, conocí a otros miembros de AR y me di cuenta de que estaban trabajando muy duro por el bien de los nuevos miembros. De inmediato, hablé con mi AR porque quería ayudarlos también, pero él me dijo: "Debes disfrutar de tu tiempo libre antes que comiencen las clases".

Esta imagen permaneció conmigo hasta que llegó el período de solicitud de Asistente de Residencia. Desde la primavera de 2017, puedo decir con orgullo que, así como mi AR hizo por mí lo que hizo, yo he ayudado a los nuevos miembros a adaptarse a su vida universitaria en Japón y al entorno multicultural del que los estudiantes de APU se vuelven parte.

Convertirme en parte de la organización me ha ayudado a ser estricto con el manejo del tiempo, ser flexible en cualquier circunstancia que se ocurra, equilibrar todas mis actividades y disfrutar cada paso del proceso. Mientras mi tiempo como Asistente de Residencia pronto llegará a su fin, ser parte de esta organización me brindó una visión más realista del trabajo en un entorno global. Cada persona tiene una experiencia diferente, pero lo más importante es que personalmente me ayudó a decidir qué campo quiero seguir para mi futura carrera, que ahora es relacionada con recursos humanos. 

Mi experiencia como AR es solo un ejemplo de las oportunidades disponibles en APU. Con más de 140 clubes en el campus y rodeada por naturaleza vibrante y las experiencias que Beppu tiene para ofrecer, es fácil para los estudiantes descubrir aquí su pasión y perseguirla, mientras disfrutan de la experiencia de vivir en Japón.