Lo que necesitas saber para estudiar en los Estados Unidos

Mudarse a los Estados Unidos como estudiante a veces puede ser intimidante. Adaptarse a una nueva cultura siempre es una tarea abrumadora, por lo que queremos ofrecerte algunos consejos para ayudarte a que ese cambio sea lo más sencillo posible.

# 1. Donde eliges estudiar es bastante importante

Dado que Estados Unidos ofrece múltiples tipos de experiencia educativa, la decisión que tomes puede tener un gran impacto en cómo disfrutarás tu estadía en los Estados Unidos. Quizás prefieras una universidad rural de artes liberales más pequeña o una institución del tamaño de una ciudad con mayor variedad de tipos de cursos, o cualquiera de las muchas otras opciones de educación que tienes a tu disposición.

La vida social en tu universidad puede depender completamente del tipo de ciudad en la que está establecida. El tipo de escuela, el tamaño de la ciudad y los estudiantes presentes cambiarán y afectarán tu vida más allá de las paredes de tus aulas de clases. 

Las ciudades universitarias suelen ser pequeñas y en su mayoría ocupadas por edificios universitarios, eventos y asociaciones. La mayoría de los residentes son estudiantes, personal y miembros de la facultad de la universidad.

Las ciudades capitales son mucho más grandes con un porcentaje menor de estudiantes. Los estudiantes y los miembros del personal académico tienden a desplazarse desde las ciudades o pueblos vecinos para ir a la universidad, que generalmente está ubicada en un vecindario pequeño unido al campus. 

Por supuesto, no necesariamente una opción es mejor que otra, y esta calificación se determinará con las preferencias de cada persona. Si no puedes decidir cuál prefieres, quizás debes intentar buscar una institución que ofrezca lo mejor de ambos mundos.

 # 2. Las instituciones estadounidenses ofrecen una gran flexibilidad

En los colleges y universidades de los EE.UU., los estudiantes generalmente seleccionan varias asignaturas y eligen a una de ellas como su "especialidad", que es la principal asignatura en la que el alumno se graduará. No es sorprendente encontrar estudiantes especializándose en física y que también tomen un curso "menor" en literatura inglesa, matemáticas o algo completamente diferente.

La duración del curso también puede variar considerablemente, así que asegúrate de comprender cuánto tiempo puede tomar cada uno y cuánto tiempo puede transcurrir hasta que tu carrera pueda comenzar. Por ejemplo, graduarse de una licenciatura en derecho no te convertirá en un abogado, esto te prepara para una carrera en leyes, y es posible que se requieran cursos adicionales cuando te gradúes. ¡Así que vigila de cerca las opciones de tu curso a la hora de aplicar!

# 3. Las universidades de los Estados Unidos tienen excelentes servicios estudiantiles

Viajar a EE.UU. y luego aclimatarse a la nueva cultura puede tomar algún tiempo, pero es por eso que las instituciones estadounidenses tienen tanto apoyo para ayudar a los estudiantes que lo necesitan, incluyendo cosas como: 

  • Inscripción al curso y asesoramiento
  • Ayuda financiera
  • Asesoramiento profesional
  • Psicología y orientación en el campus

Debes sacar el máximo provecho de estos servicios si sientes que los necesitas. Tener acceso a sólidos servicios estudiantiles puede ayudarte a que tu experiencia sea divertida, exitosa y manejable. Las nuevas experiencias siempre serán un reto, ya que estarás fuera de tu zona de confort, pero es ahí donde se hace el progreso.

También hay, por supuesto, muchos clubes y organizaciones que los colleges y universidades pueden ofrecer, que apoyan y brindan un sentido de comunidad a los estudiantes. Estos pueden basarse en deportes, estilos de vida o pasatiempos.

# 4. Hay más en los Estados Unidos que la Liga Ivy.

Las universidades de la Liga Ivy de América son reconocidas mundialmente por su prestigio y alta calidad en su pedagogía. Pero eso no significa que sean las únicas opciones para estudiar en el país. Dependiendo del curso o estilo de experiencia que prefieras, puede que valga la pena ver las muchas otras instituciones de calidad en oferta.

Al ampliar tus opciones, puedes encontrar algo mejor que se adapte a tus necesidades y quizás también te permita ahorrar algo de dinero. 

# 5. No es tan costoso como se cree

Los Estados Unidos pueden ser conocidos por tener lugares muy caros para vivir y estudiar, pero esto no siempre es del todo cierto. Una de las razones principales de esto es que las tarifas universitarias a menudo cubren seguros, alojamiento, comida y otras necesidades, que no necesariamente se cubren al estudiar en Europa. 

Asegúrate de verificar para qué tipos de ayuda financiera eres elegible en tu universidad y revisa cualquier beca que puedas solicitar.

# 6. La metodología de la clase es diferente a lo que puedes estar acostumbrado 

Las clases a menudo se llevan a cabo a través de discusiones y seminarios. Tus calificaciones dependerán de tus trabajos y de cómo hayas manejado las discusiones o debates. Tal vez sorprendentemente, no haya presión en la asistencia. Nadie en los Estados Unidos te pedirá que asistas a clases o que realices un seguimiento de cómo estás administrando tus clases. Eso depende de ti.

Lo que importa es la cantidad de horas de estudio que le estás dando a cada tema específico. Se espera que estés bien preparado y tomes la iniciativa durante los seminarios, en lugar de esperar a que el profesor te dé la información.

# 7. Estados Unidos tiene algunas de las comidas más diversas del mundo

Tener personas de todo el mundo significa que Estados Unidos tiene una cultura alimentaria muy diversa. Por lo tanto, nombra cualquier tipo de cocina (china, mexicana, india) y encontrarás un buen restaurante en algún lugar.

Además, todo en los Estados Unidos viene en grandes proporciones. Si eres una persona que está cenando sola en un restaurante, es mejor si evitas los tamaños grandes a menos que, por supuesto, tengas buen apetito.

# 8. Mantente siempre atento a las recompensas por tus talentos

Te mereces una universidad que reconozca tus talentos y te dé la oportunidad de mejorarlos. La participación en cursos o programas de honores proporciona una preparación sobresaliente en carreras y escuelas de posgrado.

# 9. Las ferias internacionales de educación son la mejor manera de obtener más información 

En la actualidad, hay mucha información disponible en línea para los futuros estudiantes, pero palidece en comparación con los detalles personalizados que puedes obtener en una feria educativa. Estados Unidos, en particular, es tan grande, y ofrece tantas opciones de cursos que puede ser un desafío lograr determinar lo que podría ser mejor para ti. 

Es por eso que existen ferias como ExpoEstudiante, para darles a los futuros estudiantes la oportunidad de hablar con representantes y expertos universitarios y, en consecuencia, informar mejor la decisión del estudiante. Entonces, si estás planeando estudiar en los Estados Unidos o te gustaría obtener más información sobre cómo hacerlo, visita las próximas ferias de ExpoEstudiante, que se realizarán muy pronto.

-->